HISTORIA DE UN PROYECTO

 En el año 2011 llegué al IES San Juan de Dios con destino definitivo cargado de ilusión, por jugar por fin en casa, y de proyectos. Conocía la historia de este centro y su gran interés demostrado a lo largo de sus años por las actividades más allá de la mera formación académica, en búsqueda de un ambiente más cercano y más didáctico en su alumnado, objetivo que siempre ha conseguido. En el último centro donde había estado trabajando había llevado a cabo esta idea de realizar tráileres de Historia, pero sólo con los alumnos de los grupos a los que impartía clases, como un ejercicio más de la asignatura, dado los pocos recursos de aquel íes. Fue por tanto a mi llegada al San Juan cuando el proyecto comenzó a tomar forma gracias a la enorme colaboración de mis compañeros del Departamento, que se mostraron ilusionados con la idea y fueron a más:  ¿por qué no hacer el concurso de trailers históricos extensivo a  toda la comunidad educativa? Los alumnos de aquel primer año, con una gala  montada en nuestro pequeño salón de actos – y con premios tan glamurosos como estatuillas de recuerdo de la primera comunión lacadas en dorado -  fueron testigos y protagonistas del germen de lo que se ha llegado a convertir en todo un acontecimiento anual en la localidad: La Gala de los Trailers – o los trailers sencillamente,  como la llaman los alumnos-, celebrada en el gran teatro municipal de la localidad, gala en la que colaboran para su organización y puesta de largo todo un gran reparto: desde nuestro AMPA hasta el propio Ayuntamiento, contando con la inestimable ayuda de otros departamentos didácticos para conseguir los admirables resultados que estamos consiguiendo año tras año. Hemos ido creciendo: en montaje, escenografías, medios técnicos y humanos e incluso ya contamos con nuestra propia estatuilla oficial. Nuestro proyecto ha rebasado los límites de nuestro centro y buscamos hacerlo extensivo a otros ies de nuestra comunidad para que se beneficien de esta idea.  Porque gracias a este concurso nuestros alumnos han aprendido a contar una historia, su propia versión de la Historia, y verse inmersos en ella como lo que son: los verdaderos protagonistas de esta actividad que les lleva a comprender y a apreciar este sorprendente vehículo tan necesario para conocer nuestra materia: el maravilloso mundo del cine.

 

José Ángel Quintero Llamas